PHILOSOPHY TODAY: LA CONCIENCIA

El sueño de muchos neurocirujanos es comprender que es la mente. La neurociencia a porta un mayor conocimiento de loa estructura y organización del cerebro humano y de los procesos mentales. Sin embargo, descifrar el problema cerebro-mente, qué es la conciencia, en qué consisten las alucinaciones o donde se producen los sueños, continúa siendo objeto de debate filosófico y científico. Los estudios sobre la mente pueden agruparse en tres categorias: dualismo, monismo y emergentismo.
Dualismo
Los dualistas consideran que el cerebro y la mente son dos entidades independientes que pueden interactuar o no, pero que tienen características diferentes. El cerebro es material y espacial, puede conocerse mediante la percepción externa, pero no tiene conciencia ni es intencional. En cambio, la mente es inmaterial, no ocupa espacio y sólo puede captarse por la percepción interna; es intencional y en ella reside la conciencia.
Monismo
Los monistas rechazan la división entre cerebro y mente. Francis Crick, reivindica que la mente y la conciencia no es más que el resultado del trabajo de las neuronas organizadas. La mente depende de la actividad cerebral, no es una realidad independiente.
Emergentismo
Los emergentistas afirman que lo mental surge de los procesos físico-biológicos pero no se reduce a ellos. Roger Sperry considera que la conciencia emerge de la organización cerebral, pero es capaz de reactuar sobre el cerebro, dirigiendo sus pasos.
Actualmente hay dos vías de investigación. Una vía consiste en observar y medir las acciones de un sujeto experimental, o recoger y medir los informes de la experiencia interna que el sujeto ofrece. Otro método de investigaciónes el método de la lesión, es decir, observar un fallo del comportamiento y relacionarlo con una lesión cerebral.
La conciencia es una experiencia subjetiva del conocimiento de uno mismo y de la realidad, que guía nuestras impresiones y experiencias. No es una cosa ni un espacio de la mente, sino un proceso activo que supone atención, memoria y pensamiento. A la conciencia se dirigen las percepciones sensoriales que captan los estímulos físicos, las sensaciones corporales y los estados emocionales, transmitiendo esta información a la corteza cerebral. Que un individuo convierta estos estímulos en un drama o en una obra de arte, dependerá de su dotación genética, de la estructura cerebral y las influencias ambientales recibidas.
¿Cuáles son los niveles de conciencia?
La conciencia incluye todas las sensaciones y percepciones, recuerdos y sentimientos de los que nos percatamos en cualquier instante. Las diferencias entre estar despierto o dormido nos permiten distinguir varios grados de conciencia: al primero, lo denominamos conciencia vigil y al segundo conciencia onírica.
En nuestra vida diaria vivímos un estado de lucidez. La conciencia vigil nos permite percibir a personas, sucesos y lugares como reales y significativos. Sin embargo, los estodos de conciencia relacionados con la fatiga, el sueño, la hipnosis, las drogas o el éxtasis difieren de la conciencia normal.
Freud aportó al estudio de la conciencia un hecho significativo: diferenciar entre los estados consciente, preconsciente e inconsciente, cada uno con sus características específicas. La noción de inconsciente rompe con la idea de un sujeto auto-consciente, dueño de sus actos y de su voluntad. El funcionamiento mental de los seres humanos es producto de pulsaciones biológicas inconscientes, que necesitamos satisfacer para lograr el placer.
Las propiedades del inconsciente son la ausencia de la lógica, la ausencia de la cronología y el predominio del principio del placer.
Estados alternativos de conciencia
Sueños, hipnosis, alucinaciones, meditación, experiencias psicodélicas,…La mente humana no siempre transcurre por los caminos de la normalidad. Hay muchos acontecimientos naturales y artificiales que pueden modificar nuestra experiencia subjetiva. Nuestra mente no siempre camina por la racionalidad. En la vida experimentamos estados de conciencia alternativos, experiencias diferentes a la vigilia, como dormir, soñar o delirar por una fiebre alta, y estados de conciencia alterados, provocados por el sujeto, como la práctica del yoga, las borracheras o el consumo de drogas.
A veces, la conciencia de que el mundo que nos rodea puede herirnos o aburrirnos es la excusa para desear huir del aburrimiento de lo cotidiano y algunos buscan un estado alternativo mediante el consumo de drogas. Sin embargo, muchas culturas consideran los cambios de conciencia como vías hacia la iluminación. Casi todas las religiones aceptan algunos estados alterados de conciencia como fuente de experiencia mística. Los caminos aceptados varían desde el ayuno y la meditación, la oración y el aislamiento hasta el dolor autoinfligido.
Cuando experimentamos un estado alterado de conciencia ocurren distintos cambios en el patrón de la actividad mental. Las consecuencias que provocan estos estados pueden ser:
-       Cambios en la química corporal por privación de sueño, ayuno, consumo de fármacos,….
-       Conflictos emocionales no resueltos
-       Restricción del movimiento por permanencia en la cárcel, inmovilización completa después de una operación, la soledad del marino,…

Comentarios

Entradas populares