REFLEXIÓN: LA DOBLE VARA DE MEDIR


A día de hoy Occidente parece cansado y sin rumbo. ¿Sabemos verdaderamente que queremos?¿Preferimos el dinero a los principios democráticos?¿Apoyamos la libertad para todos los países del mundo?¿Por qué apoyamos, ahora, la libertad en Libia, y no apoyamos la libertad en China? La cuestión es muy sencilla y muy complicada al mismo tiempo. En el caso de Libia, la población se ha levantado contra el tirano. Pero este tirano, lleva muchos años siéndolo con la anuencia de Occidente. Los habitantes de Libia no esperaran nada de Occidente ya que durante muchos años les hemos dado la espalda. Ahora eso si, empresas europeas, instituciones educativas, y otros sectores empresariales se han beneficiado del dinero, que en parte, tendría que haber sido destinado a mejorar las condiciones de vida de la población.
China es el otro ejemplo paradigmático. China se ha convertido en los últimos años en el banquero del mundo, con lo que esto significa. Fijaros, ningún dirigente occidental osa a mencionar las flagantes violaciones de los derechos humanos que allí se producen. ¿Cómo es posible tener esta doble vara de medir? Los europeos nos hemos convertido en pequeño-burgueses en el sentido peyorativo del término. Preferimos callar, mirar hacia otro lado, y comprar la ropa, los jueguetes y otros artículos a precios irrisorios. ¿Somos conscientes que para que nosotros podamos tener un cierto nivel de bienestar, es necesario que otras poblaciones del mundo lo pasen mal?
Quizá ha llegado el momento de pasar a la acción, lo cual significa reducir nuestro nivel de bienestar, pero a cambio amplios sectores de la población mundial puedan salir de las míseras condiciones de vida.

Comentarios

Entradas populares