HISTORY OF SPAIN: TRABAJO Y PARO EN LAS SOCIEDADES INDUSTRIALES


Hoy en mi ventana analizamos las explicaciones que se dan sobre el paro en las sociedades industriales. Todas las escuelas económicas alzan un lamento contra la globalización, y dicho mensaje está referido a la clase trabajadora. ¿Cuál es el mensaje agorero que lanzan? Básicamente que todos debemos de cambiar ya, y no sólo esto, sino que tenemos que cambiar radicalmente. Si no hacemos esto, en el futuro nos quedaremos sin trabajo, y de rebote, nos quedaremos sin los sistemas de seguridad social, ya que el capitalismo en el cual estamos insertados, destruye los trabajos y al mismo tiempo pulveriza a los Estados sociales europeos.
Frente a este apocalipsis pocas cosas podemos hacer. Ahora bien, parece que el trabajo no se agota, a pesar de que estamos en un momento bastante complicado. En las últimas décadas se han creado cientos de miles de puestos de trabajo. Estos puestos de trabajo se han creado no sólo en países con salarios bajos, no sólo en Estados Unidos, que es una máquina de crear puestos de trabajo, sino también en los países de la Unión Europea. Están los casos de Alemania, o incluso de España. Por lo tanto, la explicación no estaría en un capitalismo sin trabajo, sino que hay un incremento del empleo y del desempleo.
Los empresarios se quejan de que el trabajo es demasiado caro. Ahora bien, si nos fijamos en lo que ocurre en Europa el caso es bastante paradójico. Países con salarios bajos, caso de España, es donde se da un porcentaje de paro mayor. Mientras países con salarios altos, caso de Alemania, el paro es reducido.
Otras opiniones dicen que el trabajo ha perdido atractivo en la sociedad actual ya que no profesamos la ética calvinista del amor al trabajo. Ahora bien, fijaros que todo gira en torno al trabajo. Hoy todos queremos trabajar y además queremos trabajos buenos, modernos y bien considerados. Quizá sea este el punto que tendríamos que considerar a la hora de explicar el problema del paro.
Otras opiniones nos dicen que el trabajo está mal distribuido, de manera injusta. Nos deicen que se podría acabar con el paro repartiendo el trabajo, compartiendo los puestos de trabajo. Ahora bien, ¿por qué fracasan todas estas propuestas? La culpa de todo ello es que quizá no queramos ceder parte de nuestro trabajo ya que todos nosotros como consumidores o clientes queremos tratar con los mejores médicos, los mejores profesores.
Otra explicación del paro no es que se reparta demasiado poco trabajo, sino que se reparte demasiado: desde los viejos países industriales a favor de los países emergentes, con sus bajos salarios. El problema ahora es de los empresarios que invierten en el extranjero, o de los sindicatos aferrados a un alto nivel salarial (algo tendrían que cambiar los sindicatos). Ahora esta idea es equivocada ya que parte de la idea equivocada de que los puestos de trabajo que se crean en otra parte se destruyen aquí. Aunque esto pueda ser cierto en algunos casos, es falso la mayoría de las veces para la economía en su conjunto. Las sociedades industriales hacen sus mejores negocios no con los países pobres, sino con otras sociedades industriales. Cuando la dinámica del capitalismo mundial conduce a redistribuir el trabajo, eso se produce en el seno no de un juego de suma cero, sino en una lógica de crecimiento conjunto.
¿Cuál puede ser la solución a dicho problema? En mi ventana iremos avanzando algunas posibles soluciones imaginativas que quizá no sean nunca puestas en práctica, pero no por ello hay que rechazarlas.

Comentarios

Entradas populares