HISTORY OF SPAIN:"Fernando VII acata la Constitución de Cádiz de 1812"


“He oído vuestros votos, y cual tierno Padre he condescendido a lo que mis hijos reputan conducente a su felicidad. He jurado esa Constitución por la cual suspirabais, y seré siempre su más firme apoyo. Ya he tomado las medidas oportunas para la propia convocatoria de Cortes. En ellas, reunido con vuestros Representantes, me gozaré de concurrir a la grande obra de la prosperidad nacional.
Españoles: vuestra gloria es la única que mi corazón ambiciona. Mi alma no apetece sino veros en torno a mi trono unidos, pacíficos y dichosos. Confiad, pues, en vuestro rey, que os habla con la efusicón sincera que le inspiran las circunstancias en os halláis y el sentimiento íntimo de los altos deberes que le impuso la Providencia (....). Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional; y mostrando a la Europa un modelo de sabiduría, orden y perfecta moderación en una crisis que en otras naciones ha sido acompañádo de lágrimas y desgracias, hagamos admirar y reverenciar el nombre español, al mismo tiempo que labramos por siglos nuestra felicidad y nuestra gloria”.

Fernando VII acata la Constitución de Cádiz de 1812


En 1808 el partido fernandista organiza el Motín de Aranjuez, lo que provoca la destitución de Godoy y la abdicación de Carlos IV a favor de su hijo Fernando VII. Éste intentará el reconocimiento francés de Murat aunque sin resultados positivos, ya que con el tratado de Bayona la corona española pasa al emperador Napoleón quien impondrá como rey de España a su hermano José. Pero esto indica el carácter del rey y de su reinado, oscilando siempre entre el absolutismo y el liberalismo, marcado por el temor a una invasión de Francia, inclinando el país a las ideas reaccionarias frente a las ideas revolucionarias, ilustradas y modernas que venían de Francia.
Por el Tratado de Valençay, en 1813, Fernando VII recobra la corona, regresando en 1814 a España donde presta juramento a la Constitución recién aprobada por las Cortes (22 de marzo). Pero nada más entrado en el territorio el rey reniega de todos los principios liberales que había jurado defender, decreta el 4 de mayo la abolición de la Constitución, sintiéndose fuerte para la imposición de una monarquía de carácter absolutista, por la restauración de los Borbones en el trono francés y la caída de Napoleón.
Se inicia el primer período absolutista (1814-1820) con el golpe de Estado del “Manifiesto de los Persas”. Se detiene y deporta a lo liberales más significativos. Se sustituyen los Ministerios por secretarías con directa dependencia del poder real, del Consejo Real y de la Cámara de Castilla, se restaura la Inquisición, se suprime el Consejo de Estado y el Tribunal Supremo, se cierran las Universidades, los teatros, los periódicos, se permite el regreso de los jesuítas,.... Se inicia un período de oscurantismo y briutal represión, de inmoralidades administrativas y fiscales de la despótica camarilla que rodea al poder real. Como consecuencia hay numerosos levantamientos contra el poder real, todos ellos fallidos: Espoz y Mina, el levantamiento de pamplona (1814), Porlier y la sublevación de la guarnición de la Coruña (1817(, el coronel Vidal en Valencia (1819).
Pero todos estos movimientos levantaron las aplastadas ideas liberales cuajando en el levantamiento del 1 de enero de 1820 de Quiroga y Riego, que al frante de las tropas que estaban distinadas a combatir en América, proclamaron esta vez con éxito, la Constitución de 1812, obligando al rey a jurar la misma, que se ve obligado ante la presión de los motines populares y de los generales liberales dentro del ejército.

Comentarios

Entradas populares