PHILOSOPHY TODAY: LA FÍSICA ARISTOTÉLICA


El punto de coincidencia entre Kepler y Galileo es lo que les hace merecedores (junto con Descartes) del título de primeros hombres de la modernidad: su insistencia en presentar sus descubrimientos en el lenguaje de las matemáticas, es decir, en hacer de la experiencia un sistema. Pero mientras Kepler, fiel a su platonismo, intenta adecuar, en lo posible una empíria inestable al mundo estable y eterno de las ideas puras, Galileo lleva a las más extremas consecuencias el programa pitagórico: el mundo terrestre no copia al celeste por medio de las matemáticas, sino que sólo hay un mundo y una clave para descifrar sus enigmas:
“La Filosofía está escrita en este vasto libro que está siempre abierto ante nuestros ojos: me refiero al universo; pero no puede ser leído hasta que hayamos aprendido el lenguaje y nos hayamos familiarizado con las letras en que está escrito. Está escrito en lenguaje matemético, y las letras son triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin las cuales es humanamente imposible entender una sola palabra”(Il Saggiatores, 1623: “El ensayista”).
La lectura del mundo con ojos matemáticos tenía que necesariamente chocar de frente con los dos grandes poderes de su tiempo: la ciencia aristotélica y la Iglesia.
El cosmos aristotélico puede ser descrito como un sistema cerrado y finito, teleológicamente ordenado. El principio rector es este:”todo lo que se mueve es movido por otra cosa”. En la cúspide del sistema encontramos el Motor Inmóvil, Acto puro. No puede, pues estar en contacto con el mundo: es el mundo el que tiende a él como a su Fin Último. Por debajo se encuentra el Primer Motor, que pone en movimiento la esfera de las estrellas fijas. Esta, a su vez, mueve, la esfera de Saturno, y así sucesivamente, hasta el orbe lunar. Estas esferas están constituidas de una sustancia, el éter, en la que se equilibran perfectamente la materia y la forma: su movimiento es, pues, circular. Son ellas las que determinan el tiempo. Esa sustancia es denominada también, quinta essentia (las otras cuatro, terrestres son la tierra, el agua, el aire y el fuego). En la Edad Media esta sustaciá acabó siendo sustituida por la imagen familiar, de esferas cristalinas y concéntricas dentro de las cuales se incrustaría el planeta. Los planetas son, también esllo, dioses. por debajo del orbe sublunar se encuentra la estática Tierra, en el centro del universo, estructurada según los cuatro elementos antes citados. Una conmoción, que Dante fingiría producida por las estrellas fijas, desordenó parcialmente la ordenación elemental, engrendrando así el movimiento. Por lo tanto, en la Tierra los elementos están mezclados. El movimiento natural será, precisamente, la pugna de los cuerpos por volver a la esfera elemental correspondiente. Agua y tierra son, por naturaleza, graves: tienden a descender. Aire y fuego son livianos: tienden a ascender. El movimiento rectilíneo vertical es, pues, el movimiento natural del orbe sublunar. Los movimientos horizontales, oblicuos o compuestos son siempre movimientos violentos. Son debidos a una fuerza actuante sobre ellos, y cesan cuando cesa de aplicarse la fuerza. El movimiento uniforme se debe a la aplicación constante de una fuerza uniforme. En todo momento, el móvil ve frenado su movimiento por el paso a través de su medio. De no ser así, su movimiento sería instantáneo, lo cual es absurdo, salvo en el caso de la luz, que no se considera cuerpo. De ahí la imposibilidad, tanto del vacío como del infinito en acto. Cuando el cuerpo ocupa al fin su lugar natural reposa en relación con el medio, que, como tal, gira en círculo, salvo en sus dos extremos: por carencia y por absoluta perfección: Dios, que ya no es, naturalmente, medio.
El sistema aristotélico presentaba grandes ventajas para la mentalidad medieval: tras los esfuerzos de Tomás de Aquino, suministraba una poderosa apoyatura a la teología cristiana. Además, estaba de acorde con el sentido común (vemos girar los cielos mientras nosotros “estamos quietos”), y se acomodaba con bastante precisión a los datos entonces disponibles.

Comentarios

Entradas populares