HISTORY OF SPAIN:LA AUTARQUÍA EN EL FRANQUISMO


“Con motivo de la gloriosa Cruzada en que España tuvo que superar la crisis más grave de su historia, se puso de relieve la capital importancia que para la vida de la Nación tiene el contar en territorio patrio con las industrias necesarias para la guerra y las primeras materias primas indispensables para la vida.
La situación de nuestra economía exige, por otra parte, esfuerzos considerables para redimir a España de la importanción de productos exóticos, capaces de producirse o manufacturarse en el área de nuestra nación.......
En su virtud, dispongo:
Art.1º. Cuando las necesidades de la defensa o de la economía nmacionales aconsejen el establecimiento en España de una industria y se haga preciso estimular la iniciativa particular para su implantación, podrá ser declarada, previos informes técnicos y económicos correspondientes, de interés nacional.....”

B.O.E. del 24 de octubre de 1939

Este es un extracto del Boletín Oficial del Estado, donde nos detenemos en el preámbulo y su primer artículo. Su objetivo es regular la industria. Estamos en la primera etapa del franquismo cuando se instarua la política económica de autarquía e intervencionismo.
Desde 1939 el mercado español quedó prácticamente cerrado. La política autárquica, manifestada en el texto, es la forma sistemática de una conomía cerrada al exterior, donde predomina el intervencionimo económico. Este sistema es típico de los tégimenes totalitarios como ocurrió en la Alemania nazi y en Italia.
La autarquía en España se extendió desde 1939 hasta 1959. Al cerrar el mercado español se perseguía aconseguir un alto grado de autosuficiencia económica y el fortalecimiento de la defensa nacional al centrar la inversión en las industrias de guerra y materias primas, A través de las leyes de 1939 (Ley de Protección a las Nuevas Industrias de Interés Nacional y la Ley de Promoción y Defensa de la Industria Nacional) se impulsaba la protección de la industria nacional dificultando las inversiones extranjeras. Este sistema se manifestó en el bloqueo de transferencias de capital extranjero, en la creación del Servicio Nacional de Abastecimientos y Transportes, en la política intervencionista en el sector triguero y en las limitaciones en la libertad de industria. La consecuencia fue un crecimiento negativo que tambión se manifestó en el sector industrial. Para tratar de salir del estancamiento la política intervencionista del Estado se sirvió del Instituto Nacional de Industria, creado en 1941, que obtenía sus recursos de los Presupuestos del Estado y del Tesoro Público.
La política intervencionista utilizó el INI para favorecer iniciativas que requerían grandes inversiones iniciales y que no aportaban beneficios en un plazo relativamente corto por lo que no era fácil que el capital privado estuviera interesado en ellas. Los objetivos fundamentales eran sectores básicos como la siderurgia, refinerías, petroquímica o empresas generadoras de un gran volumen de empleo como el sector del automóvil y la construcción. De este modo el Estado fue accionista mayoritario en más de cuarenta empresas y minoritario en unas quince hasta 1959.
El resultado de esta política económica fue totalmente negativo ya que hasta 1950 el crecimiento fue muy lento debido a la escasez de materias primas básicas.

Comentarios

Entradas populares