HISTORY OF SPAIN:¿Podrías prescindir del teléfono móvil?


¿Podríamos prescindir de nuestro teléfono movil?¿Seríamos capaces de vivir sin electricidad?¿Podríamos eliminar los coches o los desplazamientos por avión? ¿Nos olvidamos de los avances en la medicina? Pues seguramente no. Ahora bien, ¿qué entendemos por técnica? Sabemos que es un conjunto de medios utilizados para emanciapar al hombre de las limitaciones naturales. La técnica, en primera instancia, libera de los rigores naturales. Cuando la naturaleza impone los rigores del clima, allí aparece la técnica en forma de arquitectura, o en forma de vestidos. Cuando la enfermedad acecha, allí aparece la técnica en forma de hospitales para remediar nuestros sufrimientos. Por lo tanto, en un principio, la técnica permite que el hombre se adapte a los medios más hostiles. En una segunda fase, ya no se trata de asegurarnos la supervivencia sino de hacernos la vida más agradable.
La historia de la humanidad está íntimamenmte ligada con la historia de la técnica. Algunos inventos supusieron auténticas revoluciones para la civilización. Ahí está el ejemplo del fuego, con todo lo que supuso posteriormente para la metalurgia, que llevó aparejado todo el instumental necesario para la agricultura. Pero también trajo la parte negativa con las armas de guerra. Lo mismo podríamos decir con la rueda, que llevó aparejado todo el surgimiento de los medios de trnasporte para los hombres, animales, mercancias, alimentación, etc. Poedríamos continuar con algunos inventos que supusieron auténticas revoluciones culturales. Con todos estos avances tecnológicos la vida se hace más fácil. Los hombres sufrimos menos, y cada vez dominamos más la naturaleza. Esto también puede llevar aparejado la cara inversa de todos estos avances. El coche no viene sin el accidente, el barco sin el naufragio.
¿Hemos llegado al punto en que hoy la técnica se opone a la naturaleza?¿Si seguimos por este camino nos podemos cargar la naturaleza? Deforestación, basura nuclear, destrucción de los paisajes para contruir nuevas ciudades, y un largo etcétera, pone en peligro un planeta frágil y un equilibrio natural de por sí ya precario. Al mismo tiempo, los progresos técnicos actuales abren más las diferencias existentes entre los ricos y los pobres. Unos nos beneficiamos con los productos de esta tecnología punta, y los otros no disponen ni siquiera de los medios para asegurarse la supervivencia. La técnica es un lujo de civilización rica. Cuando uno tiene dificultades para poder asegurar su subsistencia, no desea el teléfono de última generación.
Tendríamos que llegar al punto en el cual la técnica tendría que estar para servir a los hombres y no para someterlos. En occidente la técnica nos está llevando a la pobreza -los ricos cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres-, al paro y a la precariedad de empleo, a la disminución del trabajo a la alienación. Solo un esfuerzo por parte de todos para invertir dicho movimiento y poner la tecnología al servicio de los hombres puede hacer que la violencia y la ley del más fuerte retrocedan en nuestro mundo.

Comentarios

Entradas populares