WORLD HISTORY:EL APARTHEID SURÁFRICANO


Apartheid es una palabra afrikaner que significa “colocar aparte”. Esta fue la posición del Partido Nacional afrikaner cuando llegó al poder en 1948. Su idea de fondo era la supremacía de la raza blanca. En la vida cotidiana se plasmó en la separación sistemática de la población en Suráfrica, según sus lineas raciales, hasta la llegada al poder de N. Mandela.
Ahora bien, al apartheid no sólo fue un sistema de separación racial, sino que también estaba al servicio de la economía -blanca-. La creación de “reservas nativas” limitó los recursos y la tierra a las personas negras y les forzó a buscar trabajo en las empresas blancas. Esto tuvo un efecto positivo para los empresarios blancos quienes ofrecían unos niveles de salario muy bajos.
A medida que la economía iba creciendo, a mediados del siglo XIX, se produjo un cierto grado de urbanización de la población negra, lo cual se amplió en el siglo XX. Al mismo tiempo, se produce un fenómeno interesante: los afrikaners blancos y rurales, se van empobreciendo y emigran hacia las ciudades, donde allí compiten con los negros en el mercado laboral. A raiz de este hecho, surge todo un Corpus legislativo para beneficiar a los trabajadores blancos frente a los negros. Entre las medidas más importantes surge la idea de que el trabajador blanco tendrá un sistema de reserva de trabajo, al mismo tiempo que el trabajo especializado se destina casi en exclusividad al trabajador blanco.
A medida que la población negra aumentaba, y al mismo tiempo se producían hechos como el surgimiento del nacionalismo negro, la descolización de África, etc, los líderes surafricanos blancos, utilizaron el apartheid para frenar las aspiraciones políticas de la población negra. Para ello crearon una serie de “estados negros” separados dentro de Suráfrica y seguir conservando el predominio económico. Estos “estados” fueron creados sobre las antiguas “reservas nativas” y estaban ideados para situar en cada uno de ellos a los diferentes grupos lingüísticos negros de Suráfrica.
Estos estados sólo comprendían el 14% de la superficie total de Suráfrica y no eran capaces de alimentar a la población que representaba en torno al 70% de la población total. Al mismo tiempo, la economía seguía creciendo y necesitaba mano de obra, lo cual ocasionó que más del cincuenta por ciento de la población negra residiese en la Suráfrica “blanca”. Ahora bien, dicha población era considerada como “visitante”, sin derecho a voto y sujetos a una repatriación hacia las “tierras nativas” con las que no tenían relación alguna. Esta población vivía en poblaciones designadas para ellos, como es el caso de Soweto, o en habitaciones que adjudicaban los empresarios en los lugares de trabajo. Hubo muchos controles para limitar el movimiento de la población negra, hacia las “zonas blancas”. Todos los negros estaban obligados a llevar con ellos lo que se llamaba un “libro de referencia”, que contenía los detalles relativos a la persona que lo portaba. La no tenencia del libro era considerado como un delito criminal.
La Suráfrica “blanca” también estaba formada por otros dos grupos de población no blanca como eran los indios y los coloured. Como los negros, estos grupos vivían en lugares geográficos estrictamente definidos. Tampoco estaban autorizados a votar.

Comentarios

Entradas populares