ARTE:"El hogar de Nazaret" por Zurbarán


Zurbaran pinta a Jesús y a la Virgen María en su casa de Nazaret en el interior de su casa como si fueran una familia cualquiera. Ahora bien, muy pronto nos percatamos de que estamos en la casa de Jesús, cuando lo observamos atareado haciendo una corona de espinas. En este cuadro aparecen las dos características de Zurbarán: por un lado el academicismo, y por otro su profunda religiosidad. Si que es cierto que esta es ya una religiosidad contrarreformista.
El ambiente en el cual se mueven los personajes es modesto. El jovén Jesús se ha pinchado un dedo haciendo una corona de espinas. Pero si observamos a la Virgen María, vemos una mirada dulce pero triste, mientras apoya su rostro con la mano izquierda y la mano derecha la apoya sobre el bordado. No hay conversación, pero madre e hijo están unidos por una mirada melancólica que parece presagiar en la sangre que mancha el dedo los sucesos venideros.
En este lienzo las personas, animales y los objetos están dispuestos en módulos triangulares. Además, toda la composición juega con los tonos oscuros del fondo, sobre el que resaltan el gris del vestido del Niño, el rojo de las vestiduras de la Virgen y el blanco de los paños en el cesto y en el regazo de la Madre. A través de este juego de colores Zurbarán nos invita a contemplar una escena cotidiana que se repite en millones de hogares: el vaso a los pies de Jesús, el libro abierto sobre la mesa, el cajón entreabierto, el cesto de labor de la Virgen, el ramo de flores, y por último la pareja de palomas.

Comentarios

Entradas populares