ARTE:LA POBREZA DE REMBRANDT


Hoy en nuestra sección de arte vamos a contemplar algunos aspectos de Rembrandt. Hijo de un molinero y de una panadera, se trasladó una vez a lo largo de su vida de Leyden a Amsterdam, de donde ya no se movió más. Rembrandt trabajó básicamente para la burguesía holandesa. A los treinta y tres años compró una una casa que tuvo fama por sus tesoros artísticos. Eso si, su colección no era sistemática ya que Rembrandt compraba lo que consideraba extraño o pintoresco. Esto comprendía desde trajes usados y pasados de moda hasta todo tipo de armas antiguas y modernas, las cuales muchas de ellas terminaban colgadas en las paredes de dicha casa.
En 1565 cuando Rembrandt contaba con cincuenta años se declaró insolvente y tuvo que vender todas sus colecciones. Dos años después tuvo que vender la casa y trasladarse a un vecindario pobre. ¿A qué fue debido? En 1642 murió su esposa Saskia, y pasado un tiempo, Rembrandt se unió con la viuda de un pregonero a quien los biógrafos se referían como la niñera de su hijo. La contrató primero como criada, pero pronto pasó a ser su amante, y posteriormente lo demandó por falta de palabra. El pleito fue resuelto en 1650 cuando a la demandante se la declaró demente y se la encerró en un asilo. Rembrandt nunca legalizó sus relaciones con Hendrickje Stoffels ya que según el testamento de Saskia, si este se volvía a casr Rembrandt perdía las rentas vitalicias. Rembrandt murió a los 63 años siendo pobre y estando muy lejos de lo que había sido a lo largo de su vida. Donde también observamos la evolución del tipo de vida en Rembrandt es sus autorretratos. Bullicioso en su juventud, tenso en su madurez y abatido en los últimos años de su vida.

Comentarios

Entradas populares