ECONOMIC HISTORY:¿QUÉ SON LOS COSTES?


Esta noche tenía que ir al cine a ver Betty Anne Waters, pero al final o iré, auqnue dicen que la película es buena; estoy cansado, mañana tengo que levantarme temprano, y en la televisión emitían los doce hombres sin piedad. Supongamos que tengo sólo dos opciones: ir al cine o quedarme en casa. Valore mentalmente las ventajas de la primera (disfrutar de la película, estar con amigos,..) frente a sus inconvenientes (pagar la entrada, perder horas de sueño) y hago lo mismo con los de la segunda opción. ¿Cuál es el coste, par mi, de ir al cine? No es el pago de la entrada, sino la mejor alternativa perdida.
Los economistas llaman a esto coste de oportunidad, porque el coste de una acción (ir al cine, en mi caso) es la alternativa más atractiva a la que renuncio.
Por lo tanto, el concepto de coste no es sólo monetario: en el ejemplo anterior, el precio de la entrada es sólo un factor más del coste ir al cine. Además tiene muchas componentes subjetivas: lo que “me cuesta” a mi ir al cine solo lo sé yo. Y mis costes serán otros cuando varíen las circunstancias: mañana quizá será para mi menos costoso ir al cine si el programa de televisión es más aburrido, como casi siempre.
Veámos otro ejemplo de coste. Un cocinero, que es un gran jugador de fútbol, recibe una oferta de un club. ¿Cuál es el coste de aceptarla para él? Dejando de lado otros posibles inconvenientes (la fama, los viajes,..), lo que pierde como jugador es su sueldo de cocinero (pongamos 15.000 unidades monetarias al mes)¿Cuál es el coste para él de no aceptar la oferta? Lo que ganaría como jugador de futbol. Por un sueldo mayor que el que percibe el cocinero, nuestro hombre estaría dispuesto a fichar por un club de fútbol. Pero, entonces, ¿por qué a ese mismo futbolista se le pagan, por ejemplo, dos millones de unidades monetarias al mes? Si lo único que sabe hacer es cocinar, debería ser fácil convencerle: o un poco de 15.000 unidades, o la cocina. Pero imaginemos en la otra parte interesada. ¿Cuál es el coste para el club de no contratar a ese jugador estrella? lo que dejaría de ganar si no lo incorpora a su equipo; supongamos que con él se va a llenar el estadio, lo que proporcionaría un benerficio de dos millones al mes. Ya vemos que al club le interesa no perderlo, y estará dispuesto a pagarle entre 15.000 y dos millones de unidades monetarias al mes; menos de 15.000 no, proque él no aceptará y volverá a la cocina; más de dos millones tampoco, porque entonces el club perderá dinero. Como hay muchos clubs de futbol y unos intentan fichar a los jugadores de los otros, ofreciéndoles mejores salarios, el resultado es que algún esquipo estará dispuesto a pagar a nuestro cocinero un sueldo próximo a los dos millones.
De este modo, el coste es distinto para una y otra parte interesadas en una operación y que el coste es distinto según las alternativas consideradas. Para el jugador, en general, la oportunidad perdida por jugar al fútbol es el sueldo de cocinero; pero para el jugador de un club la oportunidad perdida es lo que le pagaría otro club. ¿Irracional? ¿Justo? La economía es un procedimiento para motivar a todos los sujetos a aportar a la sociedad lo que ésta pide, sean bocadillos o partidos de fútbol.
¿No es mejor decir que una camisa me cuesta 50 euros? Muchas cosas se compran con dinero, y a menudo es posible utilizar el precio como medida de los costes. Como he dicho antes, puedo decir que una camisa me cuesta 50 euros si doy poca importancia al tiempo perdido en la compra, a los gastos de transportes, etc.
Ahora bien, si decido tomar una cerveza es porque obtengo de ella más gratificación, en este momento, que de cualquier otor uso que podría hacer de mi dinero. La economía dice que tomaré cerveza hasta que la satisfacción que obtenga de ella (la utilidad marginal) sea igual a la que podría obtener de otro uso del mismo dinero (puede ser un café). Si es así, el precio de la cerveza mide mi coste, es decir, la renuncia que debo hacer al consumo de un café para tener una cerveza. Por otro lado, el fabricante de cervezas producirá más y más botellines mientras reciba por cada una de ellas más de lo que cuesta fabricarla y venderla, y sólo dejará de ampliar la producción cuando el precio de venta de una cerveza más no sea mayor que el coste de producirla (coste marginal). por tanto, el coste de una cerveza para el consumidor es igual al precio pagado por ella e igual, a su vez, al coste de fabricarla: el precio iguala los costes de unos y otros.http://spainteacheroscar.podomatic.com

Comentarios

Entradas populares