ECONOMIC HSTORY:CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO Y DESEMPLEO


Está muy difundida la creencia de que el crecimiento demográfico en el mundo menos desarrollado es causa del gran desempleo actual y futuro. Esta opinión no tiene bases. Claramente no concibe el desempleo como consecuencia de la falta de demanda efectiva. Una mayor población se traduce en más consumidores y más productores. El gran aumento de población en Occidente en los dos últimos siglos no ha acarreado un desempleo masivo persistente. El desempleo sustancial surgió en el siglo XX cuando el crecimiento demográfico ya era mucho más lento que en el siglo XIX. Cuando en los años 30 y 40 del siglo XX se consideraba una pronta disminución de la población, se pensó que este hecho produciría más desempleo. la experiencia reciente y actual en el mundo menos desarrollado nos muestra que ni aun un rápido incremento demográfico trae consigo desempleo persistente. El rápido crecimiento de Hong Kong no provocó desempleo. Las afirmaciones de que mayor población desemboca en desempleo implican que la mano de obra no puede sustituir a la tierra o al capital en determinadas actividades y también que la pauta de producción no puede modificarse hacia actividades que ocupen más mano de obra. En lenguaje técnico, esto implica que la elasticidad de sustitución entre la mano de obra y otros recursos es nula en la producción y el consumo. La misma afirmación abarca otras suposiciones poco objetivas como la ausencia de comercio exterior, una tecnología estática y un comportamiento reproductivo indiferente a las condiciones y perspectivas económicas. No obstante, hay ciertas características de los mercados laborales en algunos países menos desarrollados que conducen al desempleo. Un ejemplo claro es la instrumentación de controles formales e informales del salario mínimo por arriba del nivel de equilibrio para el tipo de mano de obra en cuestión.

Comentarios

Entradas populares