EUROPEAN HISTORY: HIMMLER Y LA SEUDOCIENCIA


Himmler era muy aficionado de la pseudociencia. Ya en los primeros tiempos del nazismo empezó a participar en programas relacionados con los orígenes de la raza aria, lo cual le llevó a la práctica criminal de l “investigación médica” llevada a cabo en los campos de exterminio. Es verdad que dichas investigaciones, eran de un tamaño muy reducido si las comparamos con el trabajo científico llevado a cabo durante el nazismo. Pero también es verdad que dichas inestigaciones causaron mucho sufrimiento e incluso la muerte de personas.
Al inicio del nazismo Himmler ayudó a crear la Ahnenerbe (herencia biológica ancestral) que era todo un programa de actividades seudocientíficas. ¿En que se interesaba la Ahnenerbe? En objetivos muy variados y variopintos. Por ejemplo, se dirigió al estudio y descubrimiento de los orígenes de la superioridad aria. Su sistema de trabajo era un pastiche de genética, geopolítica, filología, antropología, historia y arqueología, todo ello enriquecido con astrología, mitología y ocultismo. Así, estuvo durante mucho tiempo buscando el texto de Tácito titulado Germania. Incluso el mismo Hitler le pidió a Mussolini la recuperación de dicho texto, pero no tuvo éxito ya que en 1943 las SS todavía estaban buscando dicho libro.
Himmler estaba convencido de que los líderes del Tercer Reich descendían de los vikingos, y para ello planeó una expedición a Islandia para probarlo. Además pensaba que la raza aria tenía su origen en unos ancestros que se conservaban en bloques de hielo existentes en el espacio exterior. Esta fantástica idea le fue revelada en sueños a un ingeniero austriaco llamado Hans Hörbiger que la dio a conocer en 1913 en un libro titulado La cosmogonía glacial de Hörbiger.
Otra de las ideas que llevó a cabo Himmler fue un programa de investigación en el sefvicio de Seguridad de las SS para estudiar la persecución de las brujas en la Alemania del siglo XVII. Quería demostrar que la persecución de las brujas había sico una conjura de la Iglesia católica y los judíos contra los sanos germanos. Para ello recopiló más de 33.000 fichas relacionadas con las brujas.
Mientras tanto, ordenó a todos los miembros de las SS que investigaran sus árboles genealógicos hasta el fin de la guerra de los Treinta Años y, si aparecía algún judío en dicho árbol, dicha persona tenía que abandonar el cuerpo. Esta era una de las diferentes actividades que figuraban en el programa de higiene étnica.
Lo más trágico de todo ello llegó cuando quiso combinar sus disparatadas teorías racistas con “experimentos” prácticos en los campos de la muerte.http://spainteacheroscar.podomatic.com

Comentarios

Entradas populares