PHILOSOPHY TODAY:CAUSALIDAD Y LIBERTAD


¿Es contradictorio decir que una acción es a la vez libre y causada? Definamos primeramente que entendemos por acción libre. Por acción libre entendemos aquella acción que, en última instancia, depende sólo de nosotros mismos, aquella acción que está en nuestras manos. Por acción causada entendemos aquella acción que depende de un suceso anterior que la determmina a ser como es.
Según estas definiciones que hemos dado, no aparece a primera vista contradicción entre ambos carácteres. Pongamos un ejemplo: después de considerar las razones en pro y en contra me inscribo a un organización no gubernamental. Esta acción mía es causada, pues depende de mi decisión libre de hacerla, decisión que la determina a ser así. Pero a la vez es también libre, pues no depende en última instancia más que de mi mismo: estuvo en mis manos el hacerla o no hacerla, y pudo no producirse, o producirse de otra manera, si yo lo hubiera querido.
Vistas las cosas así, parece posible admitir a la vez la causalidad y la libertad. Pero, naturalmente, esta solución no zanja del todo la cuestión, e incluso parece que no hace sino retrasar el problema. Concedamos, en efecto, que mis acciones dependen causalmente de mis decisiones; ahora bien, ¿de que dependen mis decisiones? Seguramente debemos decir de ellas que son un suceso nuevo, un cambio, pues antes no existían y ahora existen. Sea lo que sea, una decisión es algo nuevo que ha ocurrido en mi psique, un nuevo suceso psíquico. ¿Debemos también decir decir que depende de sucesos anteriores, y, si es así, de cuáles?
La respuesta a esta pregunta nos lleva a plantearnos un análisis más profundo de la motivación. Es claro que una decisión no surge de la nada, sino que se toma por motivos. Los motivos pueden ser, por supuesto, muy diversos: saciar el hambre, obtener prestigio, ayudar a un amigo, ser fiel a mis convicciones, fastidiar a un adversario, etc. Pueden también actuar simultáneamente: puedeo afiliarme a una ONG porque creo que lleva a cabo una labor social encomiable y -a la vez- para ganar puntos ante una chica que me juzga socialmente poco comprometido.
Pero, en todo caso, es claro que mi decisión depende de unos motivos, sean ellos los que fueren.¿Cómo podemos decir entonces que se trata de una decisión libre?

Comentarios

Entradas populares