PHILOSOPHY TODAY:"El monismo panteista" por Espinosa


Espinosa interpreta la realidad como un sistema único en que las partes remiten al todo y encuentran en él su justificación y fundamento. Este sistema único y total, esta sustancia única, es llamada por Espinosa Deus sive Natura (Dios o Naturaleza).
Este monismo panteista encuentra su justificación lógica en la definición espinosita de sustancia, de la cual se deduce necesariamente. Si sustancia es lo que se concibe por sí mismo y, por tanto, existe por sí mismo, la idea de una sustancia creada es contradictoria: en tanto que sustancia, ha de ser definida y conocida por sí misma sin necesidad de recurrir a la idea de otra sustancia; en tanto que creada, no puede ser conocida y definida por sí misma, sino que su definición incluye necesariamente la idea de Dios (¿cómo definir una sustancia creada sino como una sustancia producida por Dios?). Ho hay, pues, sustancias creadas, no hay pluralidad de sustancias. Existe una sustancia única, infinita que se identifica con la totalidad de lo real: las partes no son autosuficientes, solamente lo es el todo.
Esta sustancia infinita, Dios o Naturaleza, posee infinitos atributos de los cuales nos son conocidos dos: el pensamiento y la extensión. A su vez, cada uno de estos infinitos atributos se realiza en infinitos modos (los modos son las distintas realidades individuales, almas y cuerpos particulares).
La definición espinosista de sustancia se basa en que existe una correspondencia perfecta entre el orden de las ideas y el orden de lo real. Este principio (implícitamente supuesto por Descartes) aparece explícitamente afirmado por Espinosa en su proposición:”el orden y conexión de las ideas es el mismo que el orden y conexión de las cosas” (Ética II). La correspondencia entre ambos órdenes viene a constituir la clave y el fundamento de todo el sistema filosófico de Espinosa. Tal correspondencia implica:
  • que la totalidad de lo real (Dios, Naturaleza) constituye un sistema en el cual las distintas partes -los seres particulares- están relacionadas unas con otras y, en último término, con el todo. La realidad presenta la estructura de un sistema geométrico: en éste, cada proposición, cada teorema, se hallan vinculados racionalmente al resto de las proposiciones y al sistema en su totalidad (la obra fundamental de Espinosa se titula Ética demostrada según el orden geométrico, y en ella nos expone el orden total de la realidad, utilizando la forma de un tratado de geometría, a partir de ciertas definiciones y de ciertos axiomas se deduce en forma de teoremas la estructura de la realidad).
  • La conexión que existe entre las ideas, entre las proposiciones en un sistema matemático-geométrico es necesaria, continua e intemporal: necesaria, porque los teoremas son como son y no pueden ser de otro modo; continua, porque las proposiciones se suceden, se derivan unas de otras sin saltos ni lagunas; intemporal, porque la derivación de unas proposiciones a partir de otras no implica una sucesión cronológica, sino meramente lógica, la sucesión que va del principio a la consecuencia.
En virtud de la correspondencia entre el orden del pensamiento y el orden de la realidad, las conexiones existentes en la realidad poseerán también las características señaladas de necesidad, continuidad e intemporalidad. De ahí que al contemplar Espinosa la realidad “more geometrico” (según el orden geométrico), lo haga desde una perspectiva intemporal, de eternidad.

Comentarios

Entradas populares