PHILOSOPHY TODAY: EL LENGUAJE


El hombre es el único animal que habla. Otros animales pueden comunicarse entre sí, bien sea por movimientos expresivos, por sonidos, etc. Esta comunicación animal puede incluso ser muy compleja, como en el caso de las abejas. Según el etólogo Karl von Frisch al regresar a la colmena una abeja exploradora puede comunicar a sus compañeras por medio de una cierta “danza” que realiza, la dirección y la distancia aproximada a que se encuentra el grupo de flores ricas en néctar. Sin embargo, estas formas de comunicación animal tienen muy poco que ver con el lenguaje humano. Konrad Lorenz nos dice:
“Los animales no poseen un lenguaje en el verdadero sentido de la palabra. Cada individuo de una especie animal superior, principalmente emn las especies sociables (....), dispone de manera innata de un código de señales completo, formado por voces y movimientos expresivos. También es innata la facultad de emitir estas señales y la de “entenderlas” correctamente, es decir, de responder a las mismas de una manera que tiene sentido respecto a la conservación de la especie. Con estas bases, que asientan firmemente en muchas observaciones y experimentos, se pierde una gran parte de la semejanza superficial que pueden guardar con el lenguaje humano los medios de entenderse empleados por los animales. Dicha semejanza disminuye aún más cuando uno se da cuenta, poco a poco, de que el animal, con todas sus emisiones sonoras y sus movimientos expresivos, no muestra una intención consciente de influir con ellos sobre algún congénere. Los gansos, los patos salvajes y grajillas que han sido criados y mantenidos aislados emiten estas mismas señales cuando adquieren el estado de ánimo al que acompañan”.
Por lo tanto, a diferencia del lenguaje humano, los “lenguajes” animales son conjuntos de señales ligados de manera innata (tanto en su emisión como en su comprensión) a determinados estados de ánimo del animal. Por el contrario, el lenguaje humano es un conjunto, o mejor un sistema, de símbolos, que necesita ser socialmente aprendido y que no está necesariamente ligado con la expresión de emociones y estados de ánimo.
El hombre es así el único animal que habla. Y en esta habilidad única reposan características humanas tan importantes como la comunicación de sentimientos y de ideas entre las personas, el establecimiento de relaciones e instituciones sociales, el desarrollo de actividades sociales complejas( la política, la religión, el arte,...), la constitución de sistema lógicos de conocimiento (la ciencia) e incluso la propia autoconciencia y el conocimiento de sí mismo. Pues en todas estas formas de vida está presente, animándolas, el pensamiento conceptual; y el lenguaje -es preciso tenerlo siempre muy en cuenta- no es sólo un revestimiento exterior del pensamiento ya desarrollado, sino una parte constitutiva de ese mismo pensamiento.

Comentarios

Entradas populares