ARTE: PICASSO Y EL CUBISMO

Es en el Autorretrato donde podemos descubrir los rasgos del primer cubismo de Picasso, que empieza a pintar a base de planos luminosos y transparentes. Eso sí, no de forma tan marcada como hará posteriormente en Las señoritas de Avignon. Picasso construye en su Autorretrato valiéndose de planos quebrados, como si fuese un relieve. La realidad empieza a descomponerse en diferentes planos, una característica que se acentuará más adelante en el llamado cubismo analítico que Picasso desarrolla a partir de 1911. En el Autorretrato el espacio aparece organizado como una trama geométrica. Esto lo podemos ver en los rasgos faciales. Este hecho contribuye a resaltar la idea de simultaneidad. El punto de vista desaparece ya de la obra.

Comentarios

Entradas populares