ANCIENT HISTORY: GUERRA DEL PELOPONESO. SITUACIÓN INICIAL


La guerra del Peloponeso se suele dividir en tres etapas. La primera  va del 431-421 a.C. Como sabemos, dicha guerra enfrentó a Atenas con Esparta. Para situarnos, Atenas había intentado asegurar la paz con Esparta. Para ello renunció a su expansión por el Mediterraneo. Por lo tanto, bajo el mandato de Pericles, Atenas se concentró básicamente en consolidar su imperio naval en el Egeo. Ahora bien, dicho dominio no era del agrado de todo el mundo. Pronto empezaron a surgir las primeras conspiraciones, en concreto de las clases altas, que se aliaron con Esparta para liberarse del yugo ateniense. ¿Cuál fue la política ateniense de los años 433 al 431 a.C.? Parece que Pericles tensó más la cuerda. ¿Por qué? porqué prescribió a los comerciantes megarenses de los mercados egeos, se pudo de lado de la colonia de Corcira en la disputa que ésta tenía con Corintio, y prohibió que Poditea recibiera de Corintio su magistrado anual. En la asamblea general celebrada en Esparta en el 432-431 a.C. los corintios y otros aliados pusieron contra las cuerdas a Esparta. O bien esta declaraba la guerra o se disolvía la Liga. Lógicamente, los espartanos declaraon la guerra.
La guerra fue una lucha muy desigual. La Liga peloponésica disponía de una fuerza naval muy limitada, y no contaba con los medios para construir una gran flota. Aunque su ejército invadió el Ática, no consiguió llevar la ofensiva hasta Atenas, la cual se sentía muy segura. Por otro lado, los espartanos no podían mantener al ejército durante la temporada agrícola.
Por otro lado, Atenas no podía obligar a un rendimiento de Esparta ya que no se atrevía a un enfrentamiento directo en campo abierto con los hoplitas espartanos. A pesar de que Pericles no gozaba de una gran simpatía, este siguió con la estrategia de desgastar al enemigo con incursiones navales en el Peloponeso. Además, Atenas quería conservar intacta su flota ya que de ello dependían los ingresos y los aprovisionamientos. Pericles murió en el 429 a.C. pero sus sucesores siguieron con la política anterior.
La situación estaba estancada, y también había llegado el momento de firmar una tregua que interrumpiera dicha guerra. Con la paz de Nicea Atenas devolvió los rehenes y prometió evacuar los fortines costeros del Peloponeso, cosa que después no llevó a cabo. Esparta cedió sus puestos militares del Egeo y en definitiva, abandonó a sus aliados ya que estos no consiguieron nada.

Comentarios

Entradas populares