ECONOMIC HISTORY: EL DÉFICIT PRESUPUESTARIO


Hoy vamos a centrarnos en intentar definir dos conceptos que están desde hace un par de años en las portadas de todos los periódicos. ¿Qué  problemas puede plantear el déficit presupuestario? Existe déficit cuando los ingresos previstos, en forma de impuestos, no llegan a cubrir todos los gastos que se deben llevar a cabo. La única forma de gastar más de lo que se tiene es pedir prestado, es decir, endeudarse. El Estado lo hace habitualmente de dos formas: o bien pide prestado al Banco Central del país, del que suele decirse que es el banco del gobierno, o pide prestado al público en general emitiendo deuda pública.
Cuando el Banco Central presta al gobierno, pone en circulación nuevo dinero. También el Banco Central puede adoptar medidas para evitar la creación de dinero, que suponen siempre retirar fondos a otros sujetos de la economía, principalmente a los bancos. Y, si los bancos tienen menos dinero, a su vez podrán prestar menos dinero a sus clientes.
Si el gobierno pide prestado al público en general, lo hace “vendiéndole” deuda pública, a cambio de su dinero, con el compromiso de devolverle esa cifra, más los intereses, un tiempo después. Las personas que prestan al gobierno renuncian a disponer de su dinero para sí, y renuncian también a prestar esos fondos a otras empresas, o a depositarlos en los bancos.
De un modo o de otro, la financiación del déficit mediante deuda pública implica desviar hacia el sector pública parte de los recursos de los que el país dispone para prestar; quedan, pues, menos fondos para el sector privado.
Al mismo tiempo, nos podemos plantear la siguiente pregunta:¿qué es la deuda pública? Cuando el Estado, como sujeto económico, necesita fondos para gastar más de lo que ingresa, entonces pide prestado. Recibe el nombre de deuda pública a ese endeudamiento del Estado con los demás sujetos de la economía. Son los documentos en los que se recoge el reconocimiento de la deuda del Estado. Por eso, comprar deuda pública es entregar dinero a cambio de estos documentos, y por tanto, convertirse en acreedor del sector público. Hay diferentes tipos de deuda pública: a corto plazo, cuando el vencimiento se llevará a cabo antes de un año (letras, pagarés, o bonos del tesoro); a largo plazo, si el vencimiento dura más tiempo de un año. Después puede aparecer la deuda perpetua, cuando se presta al Estado a cambio de un interés que se pagará perpetuamente, sin derecho de devolución de la cantidad prestada; deuda amortizable, cuando existe el derecho a recuperar esa cantidad.
Otra forma es la deuda exterior, que constituye una solicitud de préstamo a extranjeros.

Comentarios

Entradas populares