EUROPEAN HISTORY: GUILLERMO II DE ALEMANIA


La primera etapa del reinado del nuevo emperador está caracterizada por el deseo de transformar la imagen inmovilista de la monarquía y para ello introduce cambios que dinamizarán el estado y la sociedad. El encargado de todo ello es el nuevo canciller León von Caprivi.
Las reformas afectaron a aspectos económicos y sociales. Se instauró un nuevo sistema fiscal basado en la imposición sobre las rentas. Se inició una reforma de la administración territorial. También se tomaron medidas aranceralias de signo librecambista para incrementar los intercambios comerciales y potenciar el desarrollo económico, lo cual tendría que mejorar el nivel de vida de los trabajadores.
Ahora bien, todo este intento reformador fracasó ya que la alta burguesía y la aristocracia se opusieron a estos cambios ya que lesionaban sus intereses. Ahora bien, ello no impidió que los socialistas perdieran influencia en la vida alemana ya que vuelven a aumentar sus votos en las elecciones de 1893.
Con este fracaso, Guillermo II orienta su política en un sentido reaccionario apoyándose en un reducido sector político, muy conservador, como eran la nobleza, la alta burguesía, el ejército y la Iglesia luterana. Los tres principales cancilleres hasta 1914 desarrollan una política interior inmovilista, centrada en las actitudes defensivas de los sectores conservadores germanos. Al mismo tiempo, siguen con las mismas dificultades para conseguir mayorías parlamentarias. Se sigue manteniendo la política antisocialista, pero con el mismo poco éxito que en ocasiones anteriores, ya que dicho movimiento no dejará de aumentar hasta 1914.
En el terreno financiero el Estado no logró mejorar su déficit, lo cual hizo que se agravara la insuficiencia de recursos desde 1891 a causa del constante aumento de los gastos presupuestarios, especialmente militares. Ests gastos, entre 1890 y 1914 se incrementaron en torno al 500 por cien. La causa fundamental es que los sectores conservadores, que apoyan al gobierno, se niegan a la reforma fiscal, necesaria para cubrir el déficit.
En los años previos a la primera guerra mundial, la situación política interior se degrada debido a una radicalización de los partidos políticos. El partido socialdemócrata y los liberales de izquierda reivindican la extensión del sufragio universal a todos los niveles del Reich, no sólo para la Cámara federal, así como la aplicación de las libertades políticas.

Comentarios

Entradas populares