HISTORY OF SPAIN: EL TRIUNFO DEL FRENTE POPULAR

A finales de 1935 se fue gestando una gran coalición de partidos de izquierda, que culminó con la formación del Frente Popular, con vistas a las próximas elecciones. El pacto entre republicanos y marxistas presentaba un programa reformista (amnistía por delitos político-sociales, restablecimiento total de la Constitución, revisión de la ley de orden público, reforma fiscal, inversiones en la enseñanza), pero no revolucionario (ni la tierra ni la banca serían nacionalizadas.
Según lo estipulado, el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936 (en las que la participación de los afiliados de la CNT tuvo gran importancia) debía hacer del pacto una norma de gobierno. Azaña se hizo cargo de la jefatura del gobierno, la Generalitat de Cataluña fue de nuevo investida de sus facultades y se presentó un programa legislativo en las Cortes, reunidas en abril.
La primera decisión de las Cortes fue la destitución de Alcalá-Zamora. Después de algunas vacilaciones, Azaña presentó su candidatura y fue nombrado presidente, dejando de ese modo desamparada la jefatura del gobierno, pues no existía otra personalidad capaz de aglutinar como él el Frente Popular. Fue designado jefe de gobierno Casares Quiroga, quien tuvo que enfrentarse a los problemas de orden público, a la fuerte oposición de la derecha, cuyo lider era Calvo Sotelo, a las ocupaciones de tierras y al activismo socialista, campo en el que el extremismo de Largo Caballero se enfrentaba a la moderación de Indalecio Prieto. Largo Caballero proyectaba la unión del PSOE con el partido Comunista y la UGT con la CNT, unión esta última que se demostró impracticable con motivo de la huelga de la construcción iniciada en 1936, que degeneró en violencias y luchas callejeras.
En esta situación, mientras Azaña esperaba una solución de los principales problemas (paz en Cataluña, una vez recobrada su autonomía, concesión de la autonomía al País Vasco, distanciamiento de varios generales prestigiosos -Mola, Goded, Franco, Queipo de Llano-, progreso de la reforma agraria), la desunión de la izquierda no amainaba y Falange Española, reforzada con elementos de la CEDA, se había convertido en fuerza de choque de la derecha, que se preparaba para un levantamiento militar.

Comentarios

Entradas populares