ARTE: IGLESIA DE SANTA MARIA DE EUNATE

La Iglesia de Santa María de Eunate, construida en el siglo XII, constituye un original modelo de arquitectura románica del Camino de Santiago. Se trata de una iglesia de planta octogonal con lados ligeramente desiguales. En el eje principal del templo se encuentran la puerta de ingreso al mismo y un pequeño ábside en forma de pentágono. En el eje transversal, en cambio, se abre la portada que constituyó el principal ingreso.

La iglesia está rodeada de una arquería polígona, a base de arcos de medio punto, que actúa como si fuera un pórtico descubierto. Al parecer, su interior fue utilizado como cementerio para los peregrinos que fallecían mientras recorrían el Camino de Santiago. Esta arquería, de la que proviene el nombre del templo, se rompe en varias ocasiones para dar acceso al templo. En euskera, Eunate, significa "cien puertas". Los muros, levantados con sillares, resultan más altos de lo normal para tratarse de una iglesia románica.

En el interior del templo, en cada ángulo del octógono, se combinan columnas superpuestas que soportan la cubierta. Ésta, construida mediante lajas de piedra, tiene forma de pirámide octogonal.

En los muros de cada lado del polígono se suceden ventanales ciegos y otros abiertos al exterior. El ábside es pequeño y profundo, de forma polígona en el exterior y semicircular en el interior.

La portada principal está orientada al norte y está constituida principalmente por cuatro arcos de bocel y tres arquivoltas apoyadas en columnas. Algunos de sus elementos decorativos, de carácter escultórica, resultan misteriosos y enigmáticos.

El origen de Santa María de Eunate es todavía hoy un misterio, ya que se barajan diversas teorías sobre el mismo. Una de las que mayor fuerza cobra es que sirviera como cementerio, tal y como hemos mencionado anteriormente, y que, además, dispusiera de un faro, hay desaparecido que sirviera de guía a los peregrinos.

Comentarios

Entradas populares